HOMEOPATÍA

La homeopatía es un tipo de medicina alternativa que se basa en administración de remedios de origen natural (mineral, vegetal o animal). Los remedios homeopáticos actúan por estimulación del organismo, de manera que desencadenan un proceso de curación natural.

Su premisa fundamental es "lo similar se cura con lo similar". Esto significa que una patología puede curarse con sustancias y remedios que provoquen los mismos síntomas que sufre el paciente, administrada en dosis mínimas. En homeopatía el medicamento cura por semejanza, cura estimulando la propia energía vital del paciente para el restablecimiento de la salud.

El objetivo del tratamiento homeopático es conseguir la curación global del paciente mediante la estimulación del proceso natural propio de cada persona. La homeopatía es una medicina para niños, jóvenes, adultos y ancianos. Es el sistema médico preventivo por excelencia, ya que estimula las fuerzas curativas del propio organismo.

En homeopatía se trabaja con procesos de disolución para conseguir que una sustancia adquiera potencia para actuar frente a una patología. Así, los remedios homeopáticos se preparan diluyendo progresivamente las sustancias y posteriormente se someten a un proceso de dinamización repetida por una potente agitación manual o mecánica. Se ha demostrado que las dosis infinitesimales son eficaces clínicamente y evitan la agravación del paciente.

Su forma habitual de administración es por vía oral, en gránulos, glóbulos o en solución hidroalcohólica.

La homeopatía fue concebida en el siglo XVIII por el médico alemán Samuel Hahnemann.

 

 

VOLVER A INICIO